Desaparecidos: le madri accusano la PGJDF di essere negligente con i casi di sparizione

Ciudad de México, 23 de octubre (SinEmbargo) – Su hija desapareció y cuando fue al Centro de Atención a Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) a denunciar, el Ministerio Público la regresó a su casa y le dijo que esperara, que quizá “andaba en Acapulco”, dijo Isabel Zitlalpopocatl, madre de la joven Georgina Abigail Zitlalpopocatl, desaparecida la madrugada del 10 de marzo de 2012 en la calle Ferrocarril de Cintura en la colonia Morelos.
“El caso está abandonado, no hay un seguimiento. En CAPEA no me levantaron la denuncia y me dijeron que mi hija a lo mejor andaba en Acapulco que tenía que esperar más tiempo. Tuve que presionar bastante y una vez que se inició el MP no hizo ninguna investigación. Los agentes me dijeron que tenían miedo de ir a investigar. Me decían: ‘vaya usted investigue’. Dijeron que les daba miedo meterse a la colonia”, dijo Isabel.
La madre de la joven desaparecida esperó cinco días para poder levantar el acta de su denuncia; padeció indiferencia de las autoridades capitalinas y una extorsión que tampoco fue investigada. “Me llamaron para pedirme 100 mil pesos, yo denuncié y tampoco investigaron, fue muy extraño porque tenían toda mi información, mis celulares”, narró. El caso de Georgina, es uno de los que analizó la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF), para determinar que la Ciudad de México, considerada como una de las ciudades más avanzadas del país en materia de libertades y legislación, es incapaz de garantizar el derecho a la justicia a los desaparecidos y a sus familiares debido a que las autoridades capitalinas carecen de protocolos especializados para emprender su búsqueda.
Así lo consideró en su recomendación 19/2013, que resultó de la investigación de cuatro casos de desaparición: el de Antonio César Ortega Márquez, los 12 jóvenes del bar Heaven, cinco del bar Virtual Mix Club y el de Georgina Abigail Zitlalpopocatl García, de 19 años. Todos los casos analizados tienen el común denominador que la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) actuó sin lineamientos especializados e incurrió en omisiones graves (como el esperar entre tres y cinco días para tomar la denuncia ante el Ministerio Público a los familiares, no considerar la alerta Ámbar para el caso de los menores desaparecidos y errores en diligencias como en la solicitud de videos).
“La procuraduría capitalina carece de personal capacitado, no cuenta con las herramientas necesarias para proteger el derecho a no ser víctima de desaparición en el Distrito Federal y no realizan acciones básicas que permitan una intervención integral: la actuación de las autoridades no se está apegando a la debida diligencia y eso nos preocupa”, dijo Guadalupe Cabrera Ramírez, cuarta Visitadora General de la CDHDF. Mario Patrón Sánchez, Presidente Interino del organismo, indicó que la recomendación abarca solo la primera parte de la investigación, pues la Comisión mantiene abierto el expediente por una posible desaparición forzada por agentes del Estado en el caso de los 12 jóvenes del Heaven (debido a la investigación de posibles vínculos de elementos de la policía capitalina en el caso que realiza la PGJDF).
“Pero creemos que es muy importante dar a conocer esta primera parte para llamar a las autoridades a crear una estrategia para la búsqueda de personas con vida. En la mayoría de los casos se levantó la denuncia cuando las personas ya tenían más de 72 horas desaparecidas y en los casos 1, 3 y 4 (menos el 2 del Heaven), no se solicitaron imágenes de video, pruebas fundamentales y no se les dio ninguna respuesta a los familiares, pedimos que tomen medidas para la no repetición”, dijo. Patrón Sánchez indicó que Antonio César Ortega Márquez, el primer caso analizado, desapareció el 14 de agosto de 2011 del bar Heaven a los 33 años de edad. “Si este caso hubiera sido investigado como se debe y resuelto, no estaríamos hablando de los otros 12 jóvenes desaparecidos este año del mismo bar”, dijo.
El caso de Antonio se archivó como una persona no en calidad de desaparecida, sino de “ausente”, término que el Jefe de Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, utilizó en algún momento para referirse a los muchachos sustraídos del bar Heaven. Durante la presentación de la recomendación participaron varias mamás de los jóvenes desaparecidos el 26 de mayo de este año del Heaven e Isabel Zitlalpopocatl representantes, sin embargo los familiares de las cinco víctimas desaparecidas del bar Virtual Mix Club el pasado 21 de abril, decidieron no presentarse en público pues tienen temor por su vida: están amenazados, confirmó Patrón Sánchez.
CASO HEAVEN: SOLICITAN PERITAJE ALTERNO
La CDHDF y los familiares de los jóvenes desaparecidos del bar Heaven solicitaron un peritaje alterno a los restos encontrados el 22 de agosto en una fosa clandestina en la zona de Tlalmanalco, Estado de México. De acuerdo con Patrón Sánchez las autoridades ya aceptaron y costearán un estudio por un equipo argentino de antropología forense que verificarán los dictámenes mexicanos.
La Comisión acompañará a los familiares de los jóvenes desaparecidos y les brindarán asesoría con su equipo técnico, pero serán los expertos peritos los que se encarguen de determinar su las osamentas presentadas correspondes a los muchachos del Heaven. Leticia Ponce, mamá de Jersy Ortiz Ponce de 16 años, dijo a SinEmbargo que sospecha los cuerpos que les presentaron fueron sembrados y no pertenecen a sus hijos. “No nos han dado nada. Lo único que nos enseñaron es una serie de fotos donde te enseñan restos, pedazos de gente, de lo que pudiera ser mi hijo, pero a mí no me movió ni una célula, para mí no es mi hijo, no dan pruebas de ADN, no nos enseñan los restos físicamente”, dijo.
Julieta González Díaz, madre de Jennifer Robles González, de 23 años, dijo que no hay certeza de que los cuerpos pertenezcan a sus hijos. “Ya es mucho tiempo y no nos dan nada. Ya tenemos miedo, en lo personal por mi familia”. Los familiares indicaron que las autoridades capitalinas les condicionan la entrega de los dictámenes y les piden, para que puedan ver los restos, llevárselos consigo.
Las madres de familia también dijeron que desde hace tiempo piden una entrevista con la PGJDF para conocer el curso de la investigación, pero la comunicación con las autoridades se rompió desde el hallazgo de los cuerpos en el Estado de México. “No hay nada, para mí están reprobadas las autoridades del DF en justica, derechos humanos, en el trato que nos han dado; en la forma en la que han investigado, menos cero”, dijo Leticia Ponce, mamá de Jerzy Ortiz.

Fonte: SINEMBARGO.MX http://www.sinembargo.mx/23-10-2013/792018

Por fin reconoce el GDF que en el caso “Heaven” están involucrados cárteles poderosos

Il caso dei 12 ragazzi scomparsi nella discoteca Heaven non è ancora risolto ed i 12 continuano ad essere desaparecidos. tuttavia oggi si registra una novità: il Procuratore Generale di Città del Messico ha finalmente “ammesso” che nel caso sono coinvolti potenti cartelli di narcotrafficanti, smentendo, di fatto, quanto era stato dichiarato all’inizio dal governo cittadino – “è una questione tra pandillas” – posizione questa che aveva suscitato una grande discussione alla quale ha partecipato anche Libera México.

MÉXICO, D.F., (apro).- La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) solicitó la colaboración de su homóloga federal –la PGR—para ubicar a los líderes de los grupos de narcomenudistas La Unión de Tepito y La Unión de Insurgentes, por su presunta vinculación en el asesinato de Horacio Vite, El Chaparro, en el bar Black de la colonia Condesa y la desaparición de 12 jóvenes del bar Heaven en mayo pasado.

Pese a que la administración local sostuvo desde un principio que el caso era un pleito entre pandillas, ahora reconoció que se trata de un pleito entre bandas antagónicas dedicadas a la venta de droga al menudeo, con el respaldo del crimen organizado, como dio a conocer el semanario Proceso en la edición que empezó a circular esta semana.

El titular de la PGJDF, Rodolfo Ríos Garza, confirmó que las indagatorias relacionan a un sujeto apodado El Javi –quien se encuentra prófugo—como líder de La Unión de Insurgentes, cuyo ámbito de operaciones comprende el corredor Roma-Condesa-Insurgentes y es protegido por Los Caballeros Templarios.

El Javi, abundó Ríos Garza, tiene nexos con Jesús Carmona El Chucho, otro presunto líder del grupo delictivo quien presuntamente es el dueño del bar The Capital Suite, que fue asegurado el domingo pasado.

El jefe de la banda antagónica, La Unión de Tepito –cuyo ámbito de operación es el barrio bravo—es Omar Romero, El Colosio, comentó el procurador.

Ambas bandas, afirmó el funcionario, estarían relacionadas con el asesinato de Horacio Vite, El Chaparro, en el bar Black el pasado 24 de mayo y con la desaparición de los 12 jóvenes –la mayoría oriundos de Tepito– del bar Heaven dos días después, entre ellos Jersey Ortiz, presunto líder de la banda de Los Tepis.

Ríos Garza informó que ya solicitó la colaboración de la PGR y de las procuradurías estatales para ubicar a los presuntos líderes de las dos bandas.

En entrevista, al término de la entrega de la medalla José María Iglesias a abogados de la PGJDF, el procurador local comentó que continúan las pesquisas para dar con el paradero de las 12 personas sustraídas del bar Heaven.

Hasta hoy, dijo, el Consejo Ciudadano ha recibido alrededor de 50 llamadas telefónicas relacionadas con el posible paradero de los jóvenes.

Ha habido aproximadamente 50 llamadas que han dado alguna ubicación (de los desaparecidos) y nosotros lo hemos ido a verificar y hasta el momento ninguna ha sido precisa, principalmente al paradero de los jóvenes; estamos en colaboración con las procuradurías y fiscalías estatales para ubicar a estos sujetos y con la PGR”, comentó Ríos Garza.

GDF va contra after hours

Como parte de las acciones emprendidas por el Gobierno del Distrito Federal a partir de los hechos ocurridos en el Heaven, catalogado como un after hours, como se llama a los antros con horario ampliado, el mandatario capitalino, Miguel Ángel Mancera, advirtió que su gobierno trabajará para que se acaben este tipo de giros negros en la ciudad.

No se trata de que el gobierno diga ‘todos los bares tienen o están vinculados con actividades delictivas’, de ninguna manera, (pero) lo cierto es que de las indagatorias han surgido datos específicos y esos datos es donde se ha actuado”, comentó.

Para lograr el cometido, dijo que se requiere de la participación de la ciudadanía que es la que le ha reportado al gobierno, desde la puesta en marcha de los operativos en la Zona Rosa y la Condesa, qué establecimientos operan como after hours con la fachada de bares o restaurantes.

No vamos a permitir este tipo de lugares como ‘aftters’”, insistió y advirtió que actuará con firmeza a pesar de las reacciones que se puedan derivar de las acciones de la autoridad.

Delincuencia va a la baja: SSPDF

Según el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPDF), Jesús Rodríguez Almeida, desde la puesta en marcha del operativo Tepito-Morelos y el refuerzo de seguridad en la Zona Rosa y la Condesa, el índice delictivo ha bajado.

Sin embargo, al dar el informe mensual sobre el índice delictivo en la ciudad, el funcionario reportó que en el último mes se registraron 149 remisiones por narcomenudeo en calles de la ciudad, con 178 detenidos supuestamente pertenecientes a 15 células y cinco bandas dedicas a este delito, de las que no dio detalles.

La incidencia por delitos de narcomenudeo se concentraron en la delegación Gustavo A. Madero, con el 55%; Venustiano Carranza, con 24.2%; Cuauhtémoc, con 18.8% e Iztapalapa, con 12.1%.

Pese a ello Rodríguez Almeida sostuvo que desde el pasado 6 de junio, cuando se puso en marcha el operativo Tepito-Morelos la incidencia delictiva disminuyó un 30% en el barrio bravo.

Durante un mes, dijo, se han remitido alrededor de 80 personas al Ministerio Público por diversos delitos.

En la Zona Rosa, donde se localiza el bar Heaven, se han registrado150 remisiones por faltas administrativas, lo que representa una disminución de 94% desde la puesta en marcha del operativo el pasado 1 de junio.

Las remisiones en la Condesa, abundó Rodríguez Almeida, han disminuido 72%, con 27 personas detenidas a la fecha.

En todos los casos las detenciones han sido por delitos menores, según el funcionario capitalino.

Rodríguez Almeida comentó que en la Condesa laboran 80 elementos y 18 vehículos adicionales a los del sector; en Zona Rosa, operan 900 uniformados; y en Tepito con 800 policías y 155 vehículos.

http://www.proceso.com.mx/?p=347027